DeporteCienPorCien

jueves, 17 de diciembre de 2015

MARTA MANGUÉ: LEYENDA VIVA DEL BALONMANO

BALONMANO FEMENINO
MUNDIAL DE DINAMARCA
MARTA MANGUÉ
Foto: ole.com (1), laprovincia.es (2) y Twitter Mangué (3)

Marta Mangué es la mujer récord. UNA LEYENDA VIVA de este deporte. Si hablamos de balonmano de mujeres, es imprescindible poner su nombre sobre la mesa. La reina de la estadística española porque es la que más veces ha vestido la camiseta de la selección después de igualar a Cristina Gómez (277), a la que superará el próximo mes de marzo. También es la que más goles ha marcado con el combinado nacional (981). Acaricia los 1000 y, probablemente, los conseguirá en la primera mitad de 2016. Pero sus logros no se quedan únicamente dentro de nuestras fronteras, es una de las jugadoras con más internacionalidades del planeta y está muy cerca de pertenecer al selecto y prestigioso grupo de jugadoras que han superado la estratosférica cifra de los 1.000 goles con la selección.
Solo Anita Görbicz, la húngara que fue elegida Mejor Jugadora del Mundo en 2005, la china Jianquin Zhao, la noruega Linn Kristin Koren Riegelhuth -que no ha participado de este Mundial debido a su maternidad- o la tunecina Mouna Chebbah -ahora mismo la mejor jugadora africana- son, entre otras, intérpretes de este clan de astros.
Su palmarés es tan envidiable como inalcanzable, cinco medallas cuelgan de su cuello deportivo. La primera y menos prestigiosa internacionalmente hablando fue en 2005, oro en los Juegos Mediterráneos de Almería. La segunda, y quizá la que supuso el origen de todo, fue de plata en el Europeo de Macedonia en 2008. La tercera, la que argumentaba que la anterior no había sido fruto de la casualidad, fue de bronce y se consiguió en el Mundial de Brasil 2011. La cuarta, la más simbólica por lo que significa una cita olímpica para un deportista, fue de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Y la última, y por eso no menos importante, el año pasado y también de plata en el Europeo de Hungría y Croacia. Son más de 3,5 por confrontación, ese promedio es una auténtica barbaridad estadística que solo pueden lograr unas pocas balonmanistas. Marcar casi cuatro tantos durante casi 300 partidos consecutivos es galáctico. Tiene 32 años, mide 170 centímetros y supera los 70 kilos de peso, debutó con el combinado nacional un otoñal 27 de octubre del año 2000. Con solo 17 años se convirtió en internacional absoluta, la canaria siempre ha sido una estrella. Se marchó muy joven a Dinamarca, pasó por Serbia y acabó en Francia. Su objetivo actual a nivel de clubes no es otro que ascender al Brest a la LFH. Más de 200 goles en competición europea, más de 1000 tantos en competiciones domésticas. Mangué es magia, es una jugadora que puede resolver un partido, que puede sacar de su chistera el truco que nadie imagina, el pase que nadie baraja.
Muchas niñas se fijan en ella, quieren ser como ella. El año pasado estuvo entre las cinco finalistas que optaban al galardón de Mejor Jugadora del Mundo que otorga la IHF junto a Loke, Neagu, Gullden y Amorim. Es la capitana de las #Guerreras junto a Macarena Aguilar -que también supera las 200 internacionalidades- y entre las dos acumulan más de 1.500 goles. La 'Genio de Bolaños' ha querido hablar de ella: "siempre digo que Marta es Marta. Es única, solo ella puede hacer fácil lo imposible... Es la jugadora más completa que existe y, sin duda, la mejor jugadora española de todos los tiempos. No creo que vuelva a haber otra Marta Mangué. Es una líder, dentro y fuera, siempre sabe sacar lo mejor de ti y nunca se rinde... Una auténtica #Guerrera".
El dorsal número nueve a la espalda, La Pantera.

El seleccionador que más veces le ha dirigido ha sido JORGE DUEÑAS, que le define como "una líder dentro y fuera de la pista. Su humildad, siendo una estrella, es ejemplar". Pero tuvo más, MIGUEL ÁNGEL FLORIDO dice que es "talento y calidad. Una vida dedicada al balonmano, será eterna". JOSÉ ALDEGUER le dedica una frase corta e impactante: "talento natural, genio innato". Y, por último, CRISTINA MAYO, que le hizo debutar. "La gran Marta Mangué, esa jugadora de la que tan necesitado está el balonmano mundial. Grandísima defensora con la elegancia que le otorga su gran poder de anticipación y colaboración. Nunca un mal gesto, nunca... Ni en las peores derrotas", sentencia Mayo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada